la receta de la felicidad
La receta de la felicidad
13 marzo, 2018

¿Qué es el Mindfulness y qué beneficios tiene?

Cada vez son más las personas que se suman a la imparable ola del Mindfulness. Pero, ¿qué es exactamente el Minndfulness? ¿Qué beneficios nos aporta? ¿Por qué todos parecen hablar hoy en día de él? En este artículo vamos a responder a estas preguntas. ¡Empezamos!

¿Qué es el Mindfulness?

El Mindfulness es una práctica que consiste en desarrollar nuestra capacidad de ser plenamente conscientes, en el momento presente, de aquello a lo que decidamos dirigir nuestra atención. Parece sencillo, ¿verdad? Sin embargo, se requiere cierta práctica para dominar conscientemente nuestra atención. De hecho encontramos muchas dificultades en la práctica:

  • Dificultad para centrarnos en el momento presente.
    • Las dificultades para centrarnos en el momento presente surgen porque tanto nuestra mente como nuestra educación se han dirigido siempre hacia el pasado (las cosas que hicimos mal, las cosas que otros hicieron mal, las cosas que nos pasaron, etc.), y hacia el futuro (encontrar un buen trabajo, que los demás tengan una buena opinión de nosotros, conseguir una buena imagen personal, etc.). Todo ello desemboca en la imposibilidad de disfrutar del momento presente, cosa que nos aporta la práctica del Mindfulness.
  • Dificultad para centrar nuestra atención en un solo estímulo.
    • Esto generalmente ocurre por la hiper-estimulación a la que todos estamos sometidos hoy en día. Hemos de atender nuestro trabajo, nuestra casa, nuestros hijos, los recados, etc. En el caso de los niños, deben atender a los deberes, los profesores, a sus padres, a sus amigos, etc. Todo ello nos conduce a una mente saturada, con una sobrecarga de trabajo que termina por traducirse en una pérdida de rendimiento. El Minfudlness nos aporta la habilidad de centrar toda nuestra atención en un solo estímulo, experimentándolo plenamente.
  • Dificultad para dejar pasar los pensamientos.
    • Como todos sabemos, cuesta mucho no enredarse con los incansables pensamientos automáticos que van surgiendo en nuestra mente. Estamos habituados a pensar sin ser conscientes si quiera de lo que pensamos. Nuestros pensamientos nos asaltan, nos dominan y nos influencian sin nosotros haberlo decidido. Es por ello que al principio resulta difícil desenganchar la atención de los innumerables pensamientos que acuden a nuestra mente, pero con la práctica vamos logrando reorientar nuestra atención hacia el estímulo que hayamos elegido, lo cual fortalece nuestra capacidad atencional, nuestra concentración, y por supuesto nuestra capacidad de disfrutar de la realidad sin la interferencia de los pensamientos no deseados.
  • Dificultad para tolerar las emociones desagradables.
    • Hoy en día es muy común tratar de huir de las emociones que no nos resultan placenteras. Tenemos tantas posibilidades y alternativas de entretenimiento y estimulación que nos dedicamos a buscar desesperadamente las emociones placenteras mientras huimos de las que nos resultan incómodas. Esto se traduce en intolerancia a la frustración, en evitación de experiencias que pueden ser positivas para nosotros, en mayor sensibilidad e irritabilidad ante estímulos mínimamente desagradables, etc. El Minfulness nos enseña a tolerar y a aceptar ciertas emociones desagradables que puedan surgir durante su práctica. Nos invita a adentrarnos en nosotros mismos y a recuperar la sensibilidad de nuestro cuerpo, de cara a sentir plenamente y con aceptación la experiencia del aquí y el ahora. Esto nos ayuda a retomar conscientemente el control de nuestras vidas, impidiendo que nuestras emociones decidan por nosotros, así como a disfrutar en mayor medida de cada experiencia vital.

¿Qué beneficios nos aporta?

A parte de los beneficios ya mencionados, el Minfulness tiene múltiples beneficios sobre nuestra salud, como por ejemplo: aumento de la capacidad de introspección y autoconocimiento, aumento de las conexiones neuronales, mayor conexión entre los hemisferios cerebrales, disminución de la presión arterial, reducción del estrés y la ansiedad, etc.

¿Por qué se habla tanto hoy en día del Mindfulness?

Un hecho evidente es que más personas se dan cuenta cada día de lo necesario que resulta aprender a controlar nuestra atención, a manejar nuestros pensamientos y nuestras emociones y a vivir en el momento presente. La vida actual conlleva a veces un ritmo vertiginoso de tareas, funciones, actividades, emociones desagradables, pensamientos intrusivos y pérdida del sentido vital. Por eso cada vez somos más en la práctica del Minfulness.

Pero la única manera de experimentarlo realmente, es practicándolo. Desde Mentsalud te animamos encarecidamente a ello. ¡No te vas a arrepentir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies